domingo, 20 de junio de 2010

LA FELICIDAD COMO FIN ÚLTIMO




Cuando nacemos nadie nos habla acerca de la felicidad, conforme vamos creciendo es como nos damos cuenta que o cuáles son las cosas que nos hacen sentir bien, y es así como este concepto comienza a formarse en nosotros.
Pero en realidad ¿Qué es la felicidad? o ¿En dónde o en que la encontramos?, según algunos “la felicidad es un estado de ánimo caracterizado por dotar a la personalidad de quien la posee de un enfoque del medio positivo y un estado de paz interior. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría”. Se han realizado algunos estudios donde se ha comprobado que las personas con una buena actitud ante la vida o circunstancias que esta les presente viven mejor, es menos probable que sufran alguna enfermedad como la depresión. Muchas veces podría creerse que la “Felicidad” la podremos conseguir con dinero, y aunque ciertamente esto nos ayuda a poder satisfacer ciertas necesidades o gustos, no logra darnos la felicidad o podría decirse que el dinero brinda una felicidad momentánea, esto quiere decir, poco duradera.
Si pudiéramos retomar algún concepto sobre este tema dado por un filósofo, me gustaría tomar el ejemplo de Aristóteles, en donde el nos dice que “El fin último del hombre es ser feliz”, dicha frase algunos podrían tomarla o pensar, que el hombre se afana por encontrar la felicidad o que la felicidad se puede encontrar hasta el ultimo día de su vida.
La felicidad puede consistir en alguna actividad que realicemos, es por esto que Aristóteles no la identifica con el placer, pues el placer viene siendo más una sensación que acompaña a cualquier actividad que desempeñemos y consideremos como placenteras. Y es aquí donde muchos podrían confundirse, pues algunas veces asocian el placer con la felicidad y como en el ejemplo que presentamos anteriormente referente al dinero esto es algo meramente temporal, algo que solo sentiremos cuando estemos realizando dicha actividad.
Y la felicidad va más allá de un placer, podríamos decir que es una sensación no momentánea, sino que perdura a través del tiempo; es decir, que cuando tu mires atrás o veas hacia adelante en tu vida, te sentirás feliz porque puedes ver muchos objetivos realizados.
Dentro de la búsqueda de la felicidad, cada ser humano debe tener cuidado pues, al no ver realizado lo que quiere o espera puede verse o sentirse frustrado, pero parte del ser feliz es también muchas veces errar, o parte de ser feliz es encontrar la simplicidad de cada detalle que esta vida te brinda, como el poder comer o disfrutar de un platillo, un postre, un dulce que sea de nuestro agrado.
Otro punto importante dentro del logro de la felicidad es tomar en cuenta cómo es que queremos alcanzarla, según otro filosofo que no precisamente no está hablando de la felicidad, pero que viene muy bien en este ejemplo es Nicolás Maquiavelo, ya que el nos dice que “El fin justifica los medios”, y esto es muy común verlo cuando alguien se propone alcanzar alguna meta, o conseguir algún sueño, no le importa por encima de quien tenga que pasar o no le importa de lo que se tenga que valer para poder lograrlo, porque al final sabe que todo estará justificado, ya que habrá logrado su objetivo. Pero debemos tener en cuenta que cuando las cosas son realizadas de la mejor manera siempre nuestro triunfo o logro tendrán un mejor sabor pues sabrás que todo lo hiciste de una manera digna y sin dañar a nadie.
Retomando la frase de Aristóteles, podemos encontrar otra definición, y sería la siguiente, “la felicidad la alcanzaremos conforme nos planteemos nuevas metas y las logramos” , a lo que esto quiere decir es, que a lo largo de nuestra vida nos encontramos con metas constantemente, desde el momento que comenzamos una vida productiva comienzan las alegrías o satisfacciones que traerán esa felicidad que perdura, pero es también conforme vamos creciendo que encontraremos más sentido a todo lo que hacemos.
Nadie podrá venir y decirte que es lo que te hace falta y darte una fórmula para ser feliz en la vida, es algo que cada ser humano debe descubrir en su diario caminar, solo debe recordar que no importa que tan lejos se vea aquello que quiere alcanzar, o los obstáculos que debe pasar cuando por fin lo haya logrado será la persona más satisfecha y feliz con ella misma.
La vida es simple, muchas veces somos nosotros quien la complicamos con las malas decisiones que tomamos y después vivimos en el resultado de ellas que son las consecuencias y esto es lo que puede amargar o deprimir a alguien y puede impedir que esa persona sea feliz.
Quien define si quiere vivir una vida llena de felicidad somos cada uno de nosotros, quien da valor a cada esfuerzo o logro realizado somos nosotros, no existe la felicidad pequeña o gran felicidad, eso depende de cada uno.


Por: Saraí Rguez =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada